Renovables / Medio Ambiente

Quieren revitalizar el mayor río brasileño.

El Comité de la Cuenca Hidrográfica del río San Francisco lanzó una campaña para proteger una de los ríos más importantes de Brasil.

El Comité de la Cuenca Hidrográfica del río San Francisco lanzó una campaña dirigida a proteger una de los más importantes cursos de agua de Brasil, movilizando a la población de varias ciudades a sus orillas. Popularmente conocido como "Viejo Chico”, el San Francisco es mayor río enteramente brasileño y recorre cinco estados: Minas Gerais, Bahia, Pernambuco, Alagoas y Sergipe. También conocido como "Río de integración Nacional, tiene una extensión de 2 800 kilómetros, cuya mayor parte se encuentra en una región semiárida.

En el marco del “Día Nacional en Defensa del Viejo Chico”, el comité responsable de la campaña trató de alertar al poder público sobre la importancia de revitalizar el río. “Es una campaña urgente en esa época de cambios climáticos, cuando tenemos que profundizar, intensificar y organizar mejor la gestión de los recursos hídricos”, explicó Anivaldo Miranda, presidente del comité.

Miranda advirtió de la situación crítica por la que pasa el río debido a la prolongada sequía, que es la peor registrada en 50 años y que además se vio agravada por la reducción del flujo en los embalses. “Desde 2001 se produce una reducción del flujo para atender a las hidroeléctricas. Esa medida tiene un costo ambiental, social y económico para los demás usuarios del agua, y las centrales hidroeléctricas no se manifiestan sobre la compensación económica que deben pagar”, apuntó.

Según Miranda, la revitalización del San Francisco debe verse de manera estratégica. El dirigente citó varios proyectos que plantean usar recursos hídricos del río, como el corredor multimodal, el proyecto de transposición del río y la expansión de los perímetros irrigados. “Son proyectos que las autoridades plantean sin preguntarse hasta donde llega la capacidad de la cuenca para atender a todos. Para que se lleven a cabo, hay que tener un flujo que satisfaga esa demanda”, advirtió Miranda.

“Muchos estados aún no hicieron un trabajo consistente en el sentido de elaborar sus planes maestros para la cuenca, pero están ofreciendo concesiones. Hacerlo sin saber la condición del acuífero equivale a usar el sistema de subvenciones para montar una juerga de cheques en blanco. Así que es necesario hacer esa revisión”, instó el presidente de la comisión.

  

Fuente: Agencia Brasil

MERCAMERICA.ES